Solamente utilizamos cookies propias y analíticas con la única finalidad de mejorar nuestra página web.
De acuerdo | Más información

La obra civil del tanque de tormentas y el colector interceptor están finalizadas y entrarán en funcionamiento a finales de año por el retraso en el suministro de algunos equipos electromecánicos

01 Jun 2022

La obra civil del tanque de tormentas y el colector interceptor están finalizadas y entrarán en funcionamiento a finales de año por el retraso en el suministro de algunos equipos electromecánicos

El Consejo de Administración de EMAYA llevará a aprobación mañana una prórroga del contrato con Acciona

Ramon Perpinyà ha informado esta mañana que la obra civil del tanque de tormentas y el colector interceptor están finalizadas, de hecho, el conjunto de la obra se encuentra al 96% de ejecución. Los problemas en el suministro de una serie de elementos electromecánicos, imprescindibles para el funcionamiento de ambas instalaciones, retrasarán la puesta en marcha de las instalaciones hasta el último trimestre del año. Por este motivo, el Consejo de Administración de EMAYA llevará a aprobación mañana una prórroga del contrato con Acciona, la empresa adjudicataria de las obras.

 

Actualmente falta por finalizar únicamente la actuación de urbanización del terreno y las conexiones de la red existente con el colector en el cruce con la calle de General Ricardo Ortega y la avenida de Gabriel Alomar, así como la conexión del colector con la EDAR II. Con respecto a las instalaciones electromecánicas se encuentran a un 52% de ejecución por el retraso en el suministro de elementos de las válvulas y de los equipos eléctricos. Una vez los elementos que faltan hayan llegado requieren unas semanas de trabajo para su instalación y dos semanas de período de pruebas.

 

Por todo ello la previsión es que el sistema de saneamiento de aguas residuales y pluviales conformado por el colector interceptor y el tanque de tormentas puedan entrar en funcionamiento el último trimestre de este año 2022.

 

Cabe recordar que la ejecución de este importante proyecto se inició a principios de 2020 y poco después explotó la pandemia de la COVID 19 y que, aunque no se parase la obra, se produjeron problemas por la falta de mano de obra y ralentización de los servicios externos ocasionados por las múltiples bajas laborales.

 

Asimismo, durante estos últimos meses se han padecido importantes problemas derivados del desabastecimiento en la cadena de suministros por la falta de materias primas y las dificultades en la logística internacional. Esto ha ralentizado los procesos de aprovisionamiento y retraso en los plazos de fabricación, transporte y entrega de equipos electromecánicos.

 

Las obras del tanque de tormentas y el colector interceptor tienen un presupuesto global de 27 millones de euros aportados por la Consejería de Medioambiente y Territorio del Govern de les Illes Balears a través del canon de saneamiento.

 

Una vez realizados estos proyectos se podrán reducir en un 90% los vertidos de la cuenca del Baluard del Príncep que afectan a las playas de Can Pere Antoni y Ciudad Jardín, poniendo fin a la mayoría de los cierres de estas playas.

 

Volver
subir