Solamente utilizamos cookies propias y analíticas con la única finalidad de mejorar nuestra página web.
De acuerdo | Más información

EMAYA ha donado más de 2.000 piezas de ropa de trabajo que embarcan esta mañana en el barco Aita Mari rumbo a los campos de refugiados de Lesbos

16 Abr 2019

EMAYA ha donado más de 2.000 piezas de ropa de trabajo que embarcan esta mañana en el barco Aita Mari rumbo a los campos de refugiados de Lesbos

El Fons Mallorqui de Cooperació i Solidaritat ha canalizado esta donación aprovechando la parada del barco de ayuda humanitaria en Palma

Esta mañana EMAYA ha donado más de 2.000 piezas de ropa para que puedan ser embarcadas en el barco Aita Mari, fondeado desde primera hora de la mañana en la bahía de Palma, en una escala forzada en su viaje hacia los campos de refugiados de la isla de Lesbos, en Grecia.

 Ayer por la noche el Fons Mallorqui de Cooperació i Solidaritat tuvo conocimiento del paso del barco por Palma y contactó con EMAYA para valorar la posibilidad de aportar material de ayuda aprovechando la capacidad de la embarcación. Durante el 2018 EMAYA ya ha aportado en diversas ocasiones ropa de trabajo que se ha enviado a través del Fons a Tendo, Burkina Faso y a diversas comunidades rurales de Pocona en Bolivia. Se trata, como en este caso, de ropa en stock, nueva, retirada por el cambio de diseño y materiales de los uniformes del personal de EMAYA.

 El barco Aita Mari es un barco de ayuda humanitaria, un antiguo pesquero reconvertido por la ONG Salvamento Marítimo Humanitario, que salió de Lisboa rumbo a Lesbos y ha tenido que hacer esta escala en Palma requerido por la Autoridad Marítima Española, que le indicó que debía solicitar despacho para navegar por aguas mediterráneas.

Debido a la presencia en la bahía de Palma de un portaviones, no ha sido autorizado para entrar a puerto y el barco humanitario ha tenido que quedar a 3 millas de la costa, hecho por el cual el material ha sido embarcado con lanchas que han realizado diversos viajes desde el puerto del Portitxol.

Neus Truyol ha declarado que desde EMAYA se ha hecho esta aportación que puede ser de gran utilidad en los campos de refugiados, donde cualquier ayuda es muy necesaria y que espera “que se ponga fin a las trabas burocráticas del Estado Español a este barco y pueda zarpar con el material a bordo rumbo a Grecia”.

Volver
subir